• 27/02/2024 11:16

Lo Que No Se Escucha: ¨Vampiro¨, Charly Garcia

Lo que no se escucha en una canción refiere a los recuerdos, sucesos y personas que le dan sentido a las melodías. Hay lugares y sensaciones a las que solo podes llegar escuchando música. Mayormente las canciones que te conmueven forman parten de la banda sonora de tu vida. Somos un poco lo que escuchamos, porque escuchamos lo que somos. Y si bien la idea no es escribir sobre música, buscaremos en la música historias para contar.

Por: Deja de Gritar

La pandemia fue un aviso de desalojo colectivo y personal que el universo nos dio para que frenemos un poco la farsa de ir para adelante sin saber cual es el camino. Algunos cambios fueron a la fuerza, otros un poco más sentidos y algunos aun siguen dando vuelta en sí mismo.

Con los barbijos se fueron las reflexiones y las promesas, nos olvidamos de las sensaciones que nos cayeron encima cuando se cortó la luz. La espiritualidad de las acciones, la búsqueda del sentido en compañía del amor y la gratitud se hizo visible en los días pero el ego es una adicción intangible que nos regala toda su ternura cada vez que lo queremos alejar. Sin embargo, ahora cuesta un poquito más hacernos los boludos. Cuando desbloqueas las pantallas del miedo el único camino es enfrentarlo.

Aquellos días por el bulevar Avellaneda eran frescos pero con mucha incertidumbre. Idealizaba los deseos, creía en algunos lazos familiares y tenía la inocencia desparramada en los días. Parecía un nuevo comienzo pero faltaban muchas cosas por acomodar. Ese living era un vestido viejo remendado con creencias vencidas.

Atendía las urgencias y los dilemas emocionales mientras iba dejando cositas en el cuarto del fondo hasta que llegó el momento de la mudanza. Cuando empezas a ordenar la piecita de los cacharros te encontras con universos que no te acordabas haber transitado.

Me encontré nuevamente con días prolongados, con la dificultad de las palabras y queriendo escapar de todos lados. A veces la necesidad de ser querido hace que tiremos las llaves que resguardan el amor propio y sin darnos cuenta el alma se nos va endureciendo. Deje que la voluntad vuelva a resfriarse, ignore las percepciones y subestime el camino.

Hoy entre textos, horas vacías, camisas e ilusiones en construcción; vuelvo acordarme que tenemos que administrar mejor a quien le damos lugar en nuestra sillas. Escuchar el corazón siempre es el camino, nadie nos puede cuidar mejor que nosotros mismos y estar alerta es estar vivo.